Saltar al contenido

La oración de los fieles o la oración universal

La Constitución Sacrosanctum Concilium, primero de los documentos editados por el 2 ° Concilio Ecuménico del Vaticano, que determinó la reintroducción, en la Liturgia de la Iglesia Latina, de la «Oración Común», o «Oración de los fieles» (en latín: oratio fidelium): Restaure para después del Evangelio y de la Homilía, la oración común o de los fieles, principalmente los domingos y fiestas de precepto, para que, con la participación del pueblo, se hagan oraciones por la Santa Iglesia, por los gobernantes, por los que sufren necesidades diversas por todos los hombres y por el bienestar de todo el mundo (SC, n ° 53). La propia disposición conciliar remite, en nota, a la 1ª. Carta de San Pablo a Timoteo, 2, 1-2. La oración de los fieles o la oración universal

El “Consejo para la Ejecución de la Constitución sobre la Sagrada Liturgia”, órgano creado por el Papa Pablo VI, cuyo objetivo se contiene en su denominación, y que condujo la Reforma Litúrgica en sus primeros años, hasta que la tarea pasara a la Congregación para el Culto Y la Disciplina de los Sacramentos, editó en abril de 1966 un pequeño Libro destinado a orientar a las diversas autoridades territoriales (Conferencias de Obispos) en cuanto a la preparación de textos, para esa oración comunitaria, a ser utilizados en las regiones a cargo de las mismas autoridades

Naturaleza e Importancia Pastoral

1) Se llama «oración común» o «oración de los fieles» o «oración universal» la deprecación o intercesión como tal dirigida a Dios por la asamblea de los fieles, después de la invitación del ministro idóneo, en la que se pide en favor de las mujeres varias necesidades de la Iglesia, principalmente universal, y de todas las necesidades del mundo.

 Tenga atención, pues, a tres notas propias de esta oración:

1er. – es súplica a Dios. Por lo tanto, no sólo expresa adoración o acción de gracias, o alabanza a algún Santo; tampoco es una conmemoración didáctica de algunas verdades acerca del papel de la religión o de la naturaleza de la Misa.

2º. – pide a Dios principalmente beneficios universales: en favor de toda la Iglesia, de todo el mundo, de todos los «que son presionados por necesidades diversas», aunque alabadamente se ruega también en favor de los fieles congregados aquí y ahora.

3ª. – corresponde al pueblo fiel (con la participación del pueblo), porque la asamblea responde a las invitaciones del ministro, y no sólo por una sola aclamación concluye las peticiones expresadas solamente por el ministro.

Oración de los fieles (Tiempo Ordinario)

(Tiempo Ordinario) C:  Estimados pueblo de Dios reunidos aquí, roguemos al Señor nuestras peticiones y solicitudes, diciendo:

T:  Señor, escucha nuestra oración.

Por la Santa Madre Iglesia Católica, para que siga los pasos de Nuestro Señor Jesucristo, siendo una Iglesia servidora y misionera, os pedimos:

T:  Señor, escucha nuestra oración.

Leer Mas  Oración de esperanza y Fortaleza en momentos difíciles

Por todos los enfermos de nuestra comunidad, para que Dios os dé salud y paz, rezamos al Señor:

T:  Señor, escucha nuestra oración. Por el Santo Padre el Papa, Sucesor de San Pedro, para que sea un buen pastor para la viña del Señor, llevando la palabra de Dios a los que necesitan, oremos al Señor:

T:  Señor, escucha nuestra oración.

Por todos los obispos y sacerdotes de nuestra Iglesia, para que sean siervos humildes y no desanimen de llevar a Cristo a los que necesitan, oremos al Señor:

T:  Señor, escucha nuestra oración. (La comunidad puede preparar otras oraciones con antelación)

C:  Yo te dignes, oh Dios, la Iglesia de sus oraciones que pueda recibir por su misericordia que en nuestros méritos no nos atrevemos a esperar. Por Cristo, nuestro Señor.

T:  Amén.

(Adviento)

C:  Amados hermanos y hermanas, elevamos nuestras peticiones al Señor,

T:  Escúchanos, Señor. Por nuestros obispos y sacerdotes de la Santa Iglesia, para que vivan dignamente la venida del Señor, rezamos al Señor:

T:  Escúchanos, Señor. Por todas las vocaciones sacerdotales y religiosas, para que el Señor en su venida, los ilumine y les ayude a discernir sus vocaciones, rezamos al Señor:

T:  Escúchanos, Señor.

Por el Santo Padre el Papa, para que sea un siervo humilde así como fue nuestro Señor Jesucristo, rezamos al Señor:

T:  Escúchanos, Señor.

Los enfermos de nuestras comunidades, por nuestro Salvador para llegar a ellos y darles salud, paz, roguemos al Señor: T:  Escúchanos, Señor.

C:  Señor Dios nuestro, no nos vamos sueño en medio de las injusticias de este mundo, pero condujo el corazón y los ojos a la Aquel que viene a traernos paz. Por Señor nuestro.

T:  Amén.

(Tiempo de Navidad)

C: Hijos e hijas de Dios, elevamos nuestras peticiones serán Cristo, diciendo:

T:  Cristo, escúchanos. Cristo, atiéndenos.

Por nuestros obispos y sacerdotes, para que Cristo los ilumine a seguir las enseñanzas de Cristo, diciendo:

T:  Cristo, escúchanos. Cristo, atiéndenos.

Por los enfermos de nuestra comunidad, para que Nuestro Salvador, los dé salud de cuerpo y de alma, rezamos al Señor:

T:  Cristo, escúchanos. Cristo, atiéndenos.

El Santo Padre, para que la luz de Cristo Universo para ayudar a guiar la Viña del Señor, roguemos al Señor: T:  Cristo, escúchanos. Cristo, atiéndenos.

C:  Señor Jesús, que ha sido enviado al mundo para llevar la luz del cielo,

acepta nuestras oraciones por hombres que han hecho  .Vós que vives y reinas por los siglos de los siglos.

T: Amén.

(Tiempo de la Cuaresma)

C:  Hemos planteado nuestras órdenes a nuestro Salvador, para que conteste nuestras oraciones, diciendo al Señor: T:  ser salvado, Señor, a tu pueblo.

Leer Mas  Oración  Milagrosa de Sanación para Recuperar la Salud

Por el Santo Padre el Papa, para que nuestro Salvador y Mediador le ayude a guiar la Barca de Pedro, rezamos al Señor:

T:  ser salvado, Señor, a tu pueblo.

Por todos nosotros aquí reunidos, para que Cristo nos ayude a caminar en los senderos de las enseñanzas de Cristo, rezamos al Señor:

T:  ser salvado, Señor, a tu pueblo.

Por nuestros obispos, para ser verdaderos pastores del Señor ‘s viñedo, orar al Señor: T:  ser salvado, Señor, a tu pueblo.

Por todos nuestros enfermos, para que Cristo os dé salud y protección, rezamos al Señor:

T:  ser salvado, Señor, a tu pueblo.

C:  Dios de Jesucristo y nuestro Padre, danos una fe tan grande y tan profundo

como el que de éstos a Abraham, que le llevó a no rechazar Vos Isaac,

el hijo a quien amaba tanto. Por Señor nuestro.

T:  Amén.

(Tiempo Pascual)

C:  Hijos e hijas de Dios, elevamos nuestras peticiones al Cristo resucitado, diciendo:

T:  Para la resurrección de tu Hijo, ten piedad de nosotros, Señor.

Por los enfermos de nuestra comunidad, para que Cristo resucitado en medio de nosotros, os dé salud de cuerpo y de alma, rezamos al Señor:

T:  Para la resurrección de tu Hijo, ten piedad de nosotros, Señor.

Por los enfermos de nuestra comunidad, para que Cristo resucitado en medio de nosotros, os dé salud de cuerpo y de alma, rezamos al Señor:

T:  Para la resurrección de tu Hijo, ten piedad de nosotros, Señor.

Por el Santo Padre, para que el Cristo luz del Universo le ayude a guiar la Barca de Pedro, rezamos al Señor:

T:  Para la resurrección de tu Hijo, ten piedad de nosotros, Señor.

C:  Santo Dios, Dios de la vida, el ahorro de Dios, que la resurrección de tu Hijo ha

dado al mundo la victoria sobre la muerte, hacernos vivir resucitados con él, dejándonos conducir por su Espíritu. Por Señor nuestro.

T:  Amén.

video ORACION DE LOS FIELES LITURGIA

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Content is protected !!